Header Ad

Categories

Most Popular

Piden Alerta de Género para Nuevo León

La Presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Sofía Velasco Becerra; la senadora Kenia López Rabadán; representantes de organizaciones de la sociedad civil, y el senador Víctor Fuentes coincidieron en la necesidad de ampliar la cobertura de la Alerta de Género para todo el estado de Nuevo León.

Tras una reunión para analizar el problema de los feminicidios en el estado, Velasco Becerra aseguró que hay un alto índice de mujeres que mueren de forma violenta. Apuntó que a diferencia de las 22 carpetas de investigación que tiene la Fiscalía local, la CEDH tiene un un conteo de 45 probables feminicidios hasta el 8 de julio.

“Los esfuerzos no son suficientes y los protocolos no han sido los más adecuados. Necesitamos redireccionar los recursos, las acciones estratégicas y reforzar las acciones de prevención. Desde agosto pasado emitimos la recomendación para que cuando ocurra la muerte violenta de una mujer se inicie una carpeta de investigación por feminicidio”, dijo.

En tanto, López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, subrayó que atender el problema es un trabajo conjunto de la sociedad civil, de las autoridades e instituciones encargadas de proteger los derechos humanos, por lo que anunció diversos instrumentos legislativos para que “el gobierno del estado voltee a ver lo que está pasando”.

Por su parte, Fuente Solís expresó que el primer paso es que el Ejecutivo del Estado admita y reconozca el problema para después buscar ampliar la cobertura de la alerta de género. “En los últimos años, en nuestro estado lamentablemente se ha incrementado el número de feminicidios, ha venido de mal a peor. Igual que otros problemas, éste no se gestó en el gobierno actual, pero por sus malas políticas no lo ha podido frenar”.

Informó que la semana entrante presentará un exhorto en la Comisión Permanente, integrada tanto por senadores como por diputados, primero para que el Gobierno del Estado reconozca que el problema no solo es de cinco municipios (Apodaca, Cadereyta Jiménez, Guadalupe, Juárez y Monterrey), y segundo, para el Gobierno Federal envíe la cantidad de elementos de la Guardia Nacional a la que se había comprometido originalmente.

“La Guardia Nacional debe poner especial atención al combate de este tipo de delitos, además de contar con un adiestramiento específico para disminuir los feminicidios. De igual manera, los policías estatales y municipales deben contar con protocolos profundos para para disuadir de manera determinada el delito. Se necesita también una cantidad importante de recursos para este propósito”, dijo.