Categories

Most Popular

Matrimonio igualitario ya es legal en todo México

Una lucha constante que sólo busca sus derechos ha sido la de la comunidad LGBTTTIQ por legalizar el matrimonio igualitario en todo el mundo, sin embargo, esto se acaba de convertir en una realidad para todo México.

Luego de que hoy 26 de octubre, el estado de Tamaulipas aprobara el dictamen que autoriza el matrimonio igualitario, ahora las parejas podrán casarse en cualquiera de los 32 estados de la República Méxicana.

El primero en aprobar esta medida fue Ciudad de México, estado que en 2010 aprobó también la adopción homoparental.

Para el año 2012 esto fue aceptado por Quintana Roo, luego de que su Código Civil no estableciera con claridad que el matrimonio fuera la unión entre un hombre y una mujer.

En 2015 fue aprobado por Nayarit y Chihuahua, seguido por Campeche, Michoacán, Morelos, Colima, estados que lo aprobaron en 2016.

Posteriormente, en 2019 la medida fue aprobada por Baja California Sur, Hidalgo, Oaxaca, San Luis Potosí y en 2020 por Puebla y Tlaxcala.

Apenas el año pasado, 2021, Yucatán, Sinaloa, Querétaro, Baja California, Zacatecas y Sonora legalizaron el matrimonio igualitario, y en 2022 se unieron Jalisco, Durango, Veracruz, Estado de México, Tabasco, Guerrero y Tamaulipas.

Durante el año 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación señaló que algunos estados violentan los derechos humanos tras no reconocer los matrimonios igualitarios en sus constituciones y códigos civiles, por ello ordenó que fueran aceptados en Chiapas, Nuevo León, Aguascalientes y Guanajuato.

En 2019, la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó los artículos 140 y 148 del Código Civil de Nuevo León por ser los que obstaculizaban el matrimonio igualitario.

“Toda aquella ley de cualquier entidad federativa que limite el matrimonio a un hombre y una mujer, excluyendo de esta a las parejas del mismo sexo o considere que la finalidad de la institución del matrimonio es exclusivamente la procreación, resultan inconstitucionales, ya que conllevan un acto de verdadera discriminación que no puede ser tolerado en un Estado de Derecho como el nuestro”, argumentaron en aquella ocasión.