Header Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Concamin acusa a Manuel Bartlett de mentir

La Confederación mexicana de Cámaras Industriales acusó este sábado al director general de la CFE, Manuel Bartlett, de mentir en medio del conflicto por la nueva política eléctrica del gobierno mexicano. La Concamin cuestionó la defensa de Bartlett de las nuevas reglas del Centro Nacional de Control de Energía y del acuerdo que publicó la semana pasada la Secretaría de Energía en el Diario Oficial de la Federación, que restringen la producción privada de energías renovables. Las empresas privadas que operan en el mercado eléctrico, refutaron, sí le pagan a la CFE por las líneas de transmisión para transportar energía a los clientes. El organismo también negó que las energías renovables estén subsidiadas, como aseveró Bartlett, quien manifestó que estas empresas “deberían pagar parte del costo para asegurar el flujo continuo en la red eléctrica”.


Además, cuestionó una de las principales justificaciones de la CFE para su acuerdo eléctrico, la de garantizar el suministro eléctrico en la crisis de COVID-19 con el argumento que las energías renovables son “intermitentes”. El conflicto del gobierno mexicano con empresarios y ambientalistas por la producción eléctrica se agudizó esta semana, cuando el Cenace suspendió el martes pruebas preoperativas en 17 centrales renovables. Tras amparos obtenidos por los privados en tribunales, ese mismo día el Cenace reculó. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el jueves que su gobierno defenderá su nueva política eléctrica al insistir en que “había un saqueo” del sector energético en el “periodo neoliberal”, por lo que la CFE merece un “trato justo”. Las medidas de Sener afectarán en conjunto proyectos eléctricos en al menos 18 estados del país, con una inversión total de más de 30 mil millones de dólares, según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE). Además, peligran 44 proyectos en construcción con más de 6 mil 400 millones de dólares de inversión, denunciaron la Asociación Mexicana de Energía y la Asociación Mexicana de Energía Eólica.