Header Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

NY halla 1.000 mdd en transferencias ocultas de farmacéutica

La familia propietaria de la farmacéutica Purdue Pharma, que produce OxyContin, utilizó cuentas ocultas en bancos suizos y otros para transferir 1.000 millones de dólares de la compañía a ellos mismos, afirmó la fiscalía general del estado de Nueva York en un documento presentado el viernes en un tribunal.

Al pedir a un juez que hiciera cumplir citaciones a empresas, bancos y asesores de Purdue y sus propietarios la familia Sackler, el estado de Nueva York indicó que ya documentó las transferencias desconocidas previamente entre familiares, entidades que controlan y varias instituciones financieras.

Las transferencias refuerzan los alegatos de Nueva York y otros estados de que los Sackler tomaron medidas para proteger su fortuna en los últimos años debido a crecientes preocupaciones sobre amenazas legales.

Con decenas de dichas transacciones se enviaron millones de dólares a Mortimer D.A. Sackler, exmiembro de la junta directiva de Purdue e hijo de uno de sus fundadores, señalan los fiscales en los documentos.

También indicaron que 20 millones de dólares fueron transferidos de una compañía matriz de Purdue a Sackler, que entonces redirigió cantidades sustanciales a empresas fantasma que poseen casas de la familia en Manhattan y los Hamptons. Otros 64 millones en transferencias a Sackler provenían de un fideicomiso familiar desconocido previamente, a través de una cuenta en Suiza, indicaron los fiscales.

Esta semana, Nueva York y otros estados anunciaron su decisión de rechazar un posible acuerdo con Purdue, con sede en Stamford, Connecticut, ya que no hace lo suficiente para compensar la supuesta responsabilidad de la familia y de la compañía en inundar las comunidades de Estados Unidos con analgésicos que requieren receta médica.

Un portavoz de Mortimer D.A. Sackler calificó las afirmaciones de la fiscalía como un intento de “aniquilar un acuerdo benéfico para ambas partes que es apoyado por muchos otros estados y que resultará en que miles de millones de dólares se destinen a comunidades e individuos de todo el país que necesitan ayuda”.

Como parte del acuerdo, Purdue probablemente se declare en bancarrota pronto. Pero Nueva York y otros estados han prometido que proseguirán con el caso contra los Sackler, alegando que miembros de la familia extrajeron más de 4.000 millones de dólares de la empresa en los últimos 12 años. La familia ha utilizado una compleja cadena de compañías y fideicomisos para controlar sus activos, algunos de ellos ubicados en paraísos fiscales en el extranjero.