Header Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

EEUU y El Salvador firman acuerdo sobre asilo

Estados Unidos firmó el viernes un acuerdo que prepara el camino para que envíe a muchos solicitantes de asilo a El Salvador, uno de los países más violentos del mundo.

Pero primero ambas naciones deben tomar acciones legales necesarias e implementar importantes procedimientos de seguridad fronteriza y de asilo antes de que entre en vigencia, según una copia del borrador del acuerdo obtenida por The Associated Press.

El trato es el paso ambicioso más reciente que toma el gobierno del presidente Donald Trump para apoyarse en otras naciones muchas de ellas notoriamente violentas con el fin de que acepten a inmigrantes y con ello se detenga el flujo de éstos a la frontera entre México y Estados Unidos.

Las autoridades migratorias estadounidenses también están obligando a más de 42.000 personas a que permanezcan en México mientras sus casos se resuelven, y han modificado su política para negarle el asilo a cualquiera que haya transitado por un tercer país en ruta a la frontera sur de Estados Unidos.

El reducir el flujo de inmigrantes es uno de los temas políticos más destacados del gobierno de Trump y a sus simpatizantes les encanta. Pero Estados Unidos también está intentando hacer frente a un enorme número de migrantes en la frontera que han puesto una inmensa tensión sobre el sistema de vigilancia.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, y la canciller salvadoreña Alexandra Hill Tinoco firmaron el llamado “acuerdo cooperativo de asilo” en una conferencia de prensa transmitida en vivo por internet.

Los funcionarios se congratularon de que ambos países colaboraran para detener la migración hacia Estados Unidos, pero dieron pocos detalles sobre el acuerdo.

Las críticas de los defensores de los derechos de los migrantes y los refugiados no se hicieron esperar.

Meghan Lopez, directora de país para El Salvador en el International Rescue Committee, dijo que el gobierno de Estados Unidos está “intentando una vez más darle la espalda a personas extremadamente vulnerables”.

Los salvadoreños están excluidos del acuerdo, según el borrador.

McAleenan, que lo calificó como un “gran avance”, y Hill Tinoco dialogaron sobre la asistencia de Estados Unidos para hacer a El Salvador un lugar más seguro y próspero para sus ciudadanos. La canciller habló acerca de acabar con la violencia generada por las pandillas.