Header Ad

Categories

Inundación obstaculiza rescate de mineros en Coahuila

Diez mineros que siguen atrapados en el interior de una mina de carbón en el Estado de Coahuila aún esperan ser rescatados por las autoridades, a más de dos días de que se presentara el derrumbe que causó una inundación que obstaculiza la entrada de personal.

Miguel Riquielme, gobernador de Coahuila, dio a conocer que para poder ganar terreno a la inundación, se reemplazaron algunas bombas de agua de manera estratégica, lo que permitió elevar la capacidad de bombeo en un 60 por ciento, y se realizó con éxito un barreno para ingresar más bombas que ya se tienen disponibles.

Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil, afirmó que es «indispensable reducir el nivel del espejo del agua en la zona del incidente para estar en condiciones de permitir el ingreso seguro del personal especializado en búsqueda y rescate», en la mina ubicada en el municipio de Sabinas, en Coahuila.

De los 15 mineros que se encontraban trabajando en el momento del derrumbe sólo cinco lograron salir y alertar a las autoridades.
Los mineros que laboran en esos pozos trabajan sin ningún tipo de medidas de seguridad y siempre están expuestos a sufrir accidentes debido a que operan en áreas cercanas a viejas minas, cerradas desde hace tiempo, que suelen estar inundadas de agua.

Luego de dos días de labores de extracción sólo se ha logrado reducir de 34 a 30 metros de profundidad el agua de los pozos.
Ante esa situación el equipo a cargo de la emergencia decidió, por recomendación de especialistas, realizar dos perforaciones en el área donde está la mina para «colocar una cortina para evitar que siga llegando más agua a los pozos donde está el accidente», indicó en la conferencia presidencial el subsecretario de la Secretaría de la Defensa Nacional, general Agustín Rádiala Suástegui.

Unos 383 agentes de las fuerzas militares y policiales y de las agencias civiles de atención de emergencias se encuentran en el área a la espera de que se pueda ingresar a los pozos, de unos 60 metros de profundidad, para iniciar el rescate de los mineros.
La Universidad Autónoma de Coahuila realiza estudios geofísicos en conjunto con expertos de la empresa Mimosa, con el fin de recabar datos y tomar decisiones acertadas que faciliten las labores a realizar.

Forgot Password