Header Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Escritora poblana gana el Premio Nacional de Ensayo Joven

Georgina Moctezuma no concibe la vida si no es escribiendo. Escribir la libera, escribir la sana y actualmente escribir la ha hecho merecedora de reconocimientos, pues ella es la poblana ganadora del “Premio Nacional de Ensayo Joven, José Luis Martínez 2022”, otorgado por la Secretaría de Cultura de México.

“Gina” actualmente es docente en el Benemérito Instituto Normal del Estado (BINE) tiene 34 años y estudió Lingüística y Literatura Hispánica en la Benemérita Universidad Autónoma del Estado de Puebla (BUAP). Siempre le gustó escribir y siempre soñó en dedicarse a la escritura, pero como fue pasando el tiempo vio pocas oportunidades para adentrarse en esto que tanto la apasiona.

“Con anterioridad ya venía trabajando este proyecto, ya tenía rato que venía participando en convocatorias, talleres, diplomados, escritura creativa y nunca había podido ganar algún reconocimiento, pero finalmente ya se pudo, lo mandé a la convocatoria y fue aprobado (…) Me siento muy satisfecha porque escribir siempre ha sido algo que me surge mucho, ha estado en mi vida constantemente, persiste”, compartió a El Sol de Puebla.

Desde que vio la convocatoria sintió que era hecha para ella, pues el límite para participar fue de 34 años y justo en unos meses está por cumplir 35. “Pueden participar escritores mexicanos por nacimiento, residentes en el país o en el extranjero, de hasta 34 años, con un manuscrito de uno o varios ensayos literarios, escritos en español, de tema y forma libres, de entre 60 y 120 cuartillas”, fueron los requisitos.

Cada participante envió un libro inédito con uno o varios ensayos literarios escritos en español o en lengua Wixárika, con un mínimo de 60 y un máximo de 120 cuartillas. En el caso de Gina, se enfocó en la ciudad Puebla, que es su casa y es un lugar que está lleno de historias, así como mitos. El título es: El jardín de los ídolos.

“Hablo de Puebla, de imágenes, de calles y también construyo una voz narrativa que habla de la ciudad. Esta voz narrativa investiga, observa, detalla lo que le cuentan, ya sean sus amigos o familiares y va construyendo un mapa de hacía donde encontrar estos ídolos poblanos”, comentó.

Hasta el momento, su ensayo no se ha publicado, esto se debe a que parte del premio es la publicación del texto ganador, pero en cuanto esto sea una realidad Gina ya confirmó que lo compartirá en todas sus redes sociales para que más personas puedan conocerlo.

“Mi trabajo son cinco ensayos, están separados, pero forman parte del mismo proyecto. Yo me inspiro en -Nadie me verá llorar-, que es un libro de Cristina Rivera Garza. Ella narra y supe que ella retomó parte de archivos históricos, lo mismo que yo hago cuando hablo de Puebla, además sus personas impactan, tiene varios caminos que de repente se convierten en uno sólo. Se honra la memoria”, agregó.

A todas las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres en general que quieren dedicarse a escribir, Gina les sugirió que nunca se den por vencidas, pues nunca es tarde para seguir sus sueños. “A mí me hubiera gustado tener más seguridad y haberlo hecho antes porque lo asumí tiempo después. Ojalá en las nuevas generaciones se fomente esta seguridad y que cuenten lo que tengan en su cabeza, manos y corazón”, concluyó.