Header Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Asegura Judith Díaz que las estancias infantiles seguirán funcionando

La delegada federal de los Programas Sociales en Nuevo León, Judith Díaz, aclaró que tras la nueva modificación a las reglas del programa que beneficia a los usuarios de estancias infantiles, serán los padres de familia quienes podrán elegir a donde llevar a sus hijos.
Con la implementación del “Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas, Niños, Hijos de Madres Trabajadoras”, el cual sustituye el “Programa de Estancias Infantiles”, este jueves se publicaron las reglas de operación que da prioridad económica a los padres de familia en lugar de las estancias.
Sin embargo, la delegada federal aclaró que cada estancia tiene que firmar un acuerdo con la Secretaría de Bienestar para continuar en colaboración, y que, de preferir no establecer un convenio, podrán transitar de manera privada lo cual los llevaría a otro ordenamiento de vigilancia y supervisión.
“En Nuevo León teníamos 211 estancias infantiles que estaban de la mano con Bienestar, hoy tenemos que saber quiénes quieren seguir de la mano con nosotros, entendiendo que ahora serán los padres de familia los que van a recibir el recurso para que ellos decidan como personas mayores de edad, a donde quieren llevar a sus hijos”, mencionó Judith Díaz.
Las nuevas reglas establecen una cantidad de mil 600 pesos bimestrales para los niños menores de cuatro años de edad; mientras que, para los niños que tengan una discapacidad con un rango de edad menor a los seis años, recibirán 3 mil 600 pesos.
“El recurso lo tendrán los padres de familia, quienes decidirán una estancia infantil, pero si el papá decide que lo va cuidar la abuelita y le dará el recurso a ella, el padre está en su derecho”, añadió.
Recientemente, el dirigente de Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, interpuso 211 amparos en la oficialía de partes del Poder Judicial de la Federación para frenar la eliminación del Programa de Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras, buscando que, en el caso de Nuevo León, se siga apoyando a cinco mil familias afectadas y mil 200 empleados, a lo que Judith Díaz comentó que esperan ser notificados de su solicitud.
“Llama la atención que busquen una suspensión, me gustaría saber de qué y por qué, y que no sea un asunto de politizar un tema tan importante como el cuidado de los infantes, habría que revisar el contenido de la suspensión que ellos pretenden”, mencionó la delegada.
“Que esto no represente un negocio para el dueño de una estancia sin generalizar nada, no estoy afirmando que así lo sea, pero no queremos que llegue a eso, sino que verdaderamente beneficie a los niños que tienen madres que trabajan”, puntualizó.