Header Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Activistas femeninas se manifestaron en el Congreso Local de Nuevo León

Luego de que se aprobara ayer en el Congreso de Nuevo León el dictamen a la reforma del artículo 1 de la Constitución de Nuevo León que cambiaría para que desde la concepción el feto sea considerado como persona y quién aborte podría parar en la cárcel. Se manifestaron afuera del Congreso al menos 50 mujeres con pancartas y vestidas de verde. El dictamen estuvo congelado por cinco años y de acuerdo a Vanessa Jiménez, representante del frente feminista el que se retomara de manera repentina es para darle un premio de consolación a los grupos conservadores por haber aprobado el matrimonio igualitario.


«Quieren hacer una votación en fastrack, pues quieren reconocer como nacido vivo desde la fecundación hasta la muerte natural, intentando criminalizar de las mujeres, las mujeres pobres pues quienes tengan dinero van a la ciudad de México a hacerse un aborto legal.
«Reconocer como persona viva a un cigoto sería que tuvieran que tener un pasaporte, una visa y que se tipificara como secuestro a las clínicas de fertilidad que tienen fetos congelados, e incluso sería frenar la donación de órganos», comentó. «Buscamos un dialogo antes de la votación en fastrack, en caso de que se vota a favor quiere decir que se cambiaría el código civil. Nosotros interpondríamos amparos que legalicen el aborto», expresó Jiménez.